Noticias

Cómo atraer a un votante latino en Estados Unidos

En 2016, los votantes latinos podrían tener suficiente peso político como para hacer o deshacer a cualquier candidato a la presidencia.

Si la Casa Blanca está organizando el gran baile, los latinos tienen en sus manos la lista de invitados en la puerta principal, y si un candidato no está en la lista VIP, no habrá fiesta en el Despacho Oval.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Pero, ¿cómo obtienes una invitación? Ésta es una pregunta que, en años recientes, ha desconcertado a muchos aspirantes al cargo, particularmente a los republicanos.

De acuerdo, no es tarea fácil. En primer lugar, no hay una estrategia que se adapte a todos los gustos. Los latinos no son monolíticos. Hay grandes variaciones socioeconómicas, de educación, culturales y demográficas que existen entre y dentro de los grupos étnicos latinos.

Un enfoque que podría funcionar con los dominicanos podría no resultar con los colombianos. Un sombrero y un jíbaro pueden ser ambos sombreros, pero hay que tener cuidado con que un candidato lleve puesto el equivocado al festival por el Día de la Independencia de México o al desfile del Día de Puerto Rico.

Esto es lo que algunas personas han hecho, o han dejado de hacer, para ganarse el aparentemente tímido, pero que no se deja engatusar fácilmente, voto latino. Llámalo, si quieres, “La guía de los políticos para atraer a los latinos”.

Aprende español

“Hola Newo Yorko! El stormo grande is mucho dangeroso”, leía el primer tuit de @ElBloombito, una popular cuenta de parodia cuyo objetivo era burlarse del álter ego hispanohablante del exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, Miguel Bloombito.

Bloomberg, un republicano que se volvió independiente, a menudo era objeto de burlas por su pronunciación en español, o falta de ella. Aun así, a pesar de sus intentos frecuentemente destrozados y a menudo divertidísimos, por comunicarse con los residentes hispanohablantes de la ciudad, Bloomberg encontró una forma de conectarse.

Los neoyorquinos latinos no siempre están de acuerdo con las políticas del franco alcalde multimillonario, pero apreciaron sus esfuerzos y los encontraron simpáticos.

“No había nada más divertido que ver a Bloomberg en una conferencia de prensa en español”, dijo Luis Miranda, socio director en MirRam Group, una firma de consultoría polítixa, “pero ahora, ese es el estándar para la mayoría de conferencias de prensa en la ciudad de Nueva York”.

A pesar de un electorado abrumadoramente demócrata, en 2009, los latinos le dieron a Bloomberg casi la mitad de los votos en una carrera inesperadamente cerrada en contra del demócrata William Thompson Jr.

“Los latinos, incluso aquellos que dominan el inglés, lo ven como una señal de ‘respeto'”, dijo Miranda. “Un par de palabras en español pueden tener un gran efecto; ¡la fluidez es oro!”

El presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, también señaló recientemente que hablar español, si bien no es esencial, ciertamente sería un plus para cualquier candidato presidencial en las elecciones de 2016. Él anunció que el Partido Republicano está dispuesto a gastar 10 millones de dólares para llegar a los votantes latinos.