Noticias

75

Una pareja de esposos estaba disfrutando de una barbacoa en la feria Central Florida de Orlando, el domingo por la tarde. Luego de comer, guardaron la parrilla en la parte trasera del auto y se fueron camino a casa. Todo iba bien hasta que la mujer encendió un cigarrillo que provocó la explosión del automóvil.

La teniente de la policía de Orlando, Cindy Lane, le dijo a los medios locales que la parrilla estaba encendida cuando la metieron al carro y que el tanque de propano estaba abierto en la parte trasera del Kia Sorento rojo, que era alquilado.

El suceso hizo que el conductor se estrellara contra un poste. Minutos después que la policía llegó, la pareja fue llevada apresuradamente al Centro Médico Regional de Orlando.

Lane dijo que la pareja sufrió quemaduras que no comprometen sus vidas pero el vehículo fue declarado como pérdida total.