Noticias

75

La policía de Dinamarca anunció este martes que halló un torso humano que podría ser de Kim Wall, la periodista sueca desaparecida días atrás en un submarino en el que estaba con Peter Madsen, el inventor de la nave y sospechoso de la desaparición y muerte de la joven.

“El torso es de una mujer. Cuando digo ‘un torso’ quiero decir que está sin cabeza, sin brazos y sin piernas”, dijo Jens Moller, portavoz de la policía de Copenhague a la prensa.

El torso fue encontrado por un ciclista que pasaba el lunes por la tarde por el suroeste de la isla de Amager, en las inmediaciones de la capital danesa.

“Está claro que tanto la policía como los medios de comunicación (…) están especulando sobre si este cuerpo es de Kim Wall, pero es demasiado pronto para decirlo”, agregó Moller e informó que el torso fue trasladado al instituto forense para análisis.

La policía dijo que los buzos seguían trabajando en la zona y se investigan informes de otras partes de cuerpo humano que podrían haber sido detectadas en el puerto de Copenhague.

Según el departamento de Policía estos hallazgos humanos serán sometidos a pruebas de ADN para identificarlo y los resultados deberían estar listos esta semana, dijo Moller.

“Enterrada en el mar”

El pasado 10 de agosto la periodista independiente se dirigió a la isla de Refshaleøen para realizar una entrevista con Madsen, inventor y capitán del submarino privado UC3 Nautilus.

Wall, de 30 años, fue vista por última vez en el submarino ese jueves 10 de agosto, en la zona del estrecho entre Dinamarca y Suecia.

Poco después, su novio la reportó como desaparecida tras no regresar de lo que debería haber sido un breve viaje en esta nave de 40 toneladas.

El viernes 11 de agosto antes del mediodía, la nave se hundió por razones que aun están bajo investigación y Madsen fue rescatado, momento en el que queda arrestado por la policía de Copenhague. Los investigadores creen que el submarino fue deliberadamente hundido por su inventor.

El submarino fue encontrado unas 15 horas después de su salida de Refshaleøen y según la Policia no había rastros de Wall cuando el submarino fue socorrido por los servicios de emergencia.

Madsen negó durante una semana haber tenido algún papel en la desaparición de la mujer. Dijo al principio que la vio por última vez cuando la dejó en una isla frente a Copenhague, el 10 de agosto después de que ella realizara la entrevista.

Sin embargo, este lunes 21 de agosto dio otra versión y dijo que la joven había muerto “en un accidente” en la nave y que él la “enterró” en el mar, en algún lugar de la bahía de Køge.

Madsen, de 46 años, está acusado de homicidio involuntario hasta el momento. Betina Hald Engmark, defensora de Peter Madsen, dijo el lunes que él no había admitido ningún delito. “Mi cliente no ha confesado nada, mi cliente todavía se declara inocente de los cargos en su contra”, aseguró.

Wall, según detalló la cadena CNN, era graduada de la Universidad de Columbia y de la London School of Economics y vivió en Pekín y Nueva York. Ha realizado publicaciones en The New York Times, The Guardian y TIME.