Noticias

75

LOS ÁNGELES, California.- Las llamas que se siguen extendiendo con rapidez en la zona vinícola del norte de California ya han causado al menos 21 muertes, calcinaron más de 170,000 acres y destruyeron unas 3,500 casas y negocios, convirtiéndolo en la serie de fuegos más destructiva en la historia del estado.

De acuerdo a los datos oficiales del Departmento de Forestación y Protección de Incendios (Cal Fire), los daños materiales provocados hasta el momento por 22 fuegos que permanecen activos en California entran a hacer parte de los peores que se han registrado. Alrededor de 8,000 bomberos luchan contra estos fuegos enfocados en proteger vidas y propiedades.

Las ráfagas de viento amenazaban este miércoles con hacer aún más difícil la tarea de los bomberos, que luchan por contener las llamas que no dan tregua en todo el estado. Más de 20,000 personas han sido evacuadas ante la emergencia.

Ken Pimlott, jefe del Departamento de Bosques y Protección de Incendios de California, dijo el miércoles que el número de víctimas mortales es “un evento serio, crítico y catastrófico”.

En el condado de Sonoma, el número de personas desaparecidas aumentó a 670, derivado de la evacuación de miles de personas y los daños que han sufrido torres de comunicación. Al momento, solo 110 personas han salido localizadas a salvo, reportaron las autoridades.

Al menos 11 personas han perdido la vida en esa jurisdicción. Sus cuerpos han sido localizados luego que agentes del orden atendieron diversos llamados de la comunidad.

En este mismo condado, el más afectado por los incendios, especialmente por el fuego llamado ‘Atlas’ que ha consumido más de 42,000 acres y apenas ha sido contenido en un 3%, se ordenaron este miércoles nuevas evacuaciones para el barrio de Bennett Valley, Moon Mountain Road, Mission Way, London Way, Martin Road, Cavedale Road, Geyserville y Adobe Way. De esta zona han sido evacuadas ya unas 3,800

En Napa, otro condado afectado por los fuegos que arden desde el domingo, la destrucción amenazaba comunidades en Calistoga por lo que también se emitieron órdenes de evacuación. Más de 50 personas han sido rescatadas de las flamas en las montañas de ese condado por helicópteros de la Patrulla de Carreteras de California (CHP).

Agentes del Sheriff les pidieron que contactaran a sus familiares antes de abandonar sus casas. Aunque la orden no se impuso en toda la ciudad, se pidió al resto de los habitantes estar en alerta o evacuar voluntariamente.

Los vientos con ráfagas peligrosas esperadas el miércoles por la tarde hicieron que el Servicio Meteorológico Nacional emitiera una advertencia de bandera roja para los condados de Sonoma, Napa y Solano, anticipando un día difícil para los bomberos que luchan contra múltiples incendios en la región.

Durante el día, los vientos serán ligeros, de menos de 5 millas por hora durante la mañana, pero aumentarán a unas 15 mph por la tarde en los valles, dijeron funcionarios locales. Pero en las colinas de North Bay se espera que los vientos lleguen a velocidades de entre 20 a 30 millas por hora.

A lo largo de los años, otros fuegos han dejado estelas destructivas en California, según estadísticas oficiales. Por separado, el llamado fuego Tunnel, ocurrido en el condado Alameda en 1991, calcinó 2,900 estructuras y cobró la vida de 25 personas. Le sigue el incendio Cedar, registrado en San Diego en 2003, el cual dejó un saldo de 2,800 propiedades quemadas y 15 fatalidades.

El gobernador Jerry Brown, quien declaró estado de emergencia para agilizar la asistencia en las comunidades afectadas, dijo este miércoles que los incendios forestales continuarán devastando y poniendo en riesgo la vida de los californianos por dos razones: más personas viven en las faldas de montañas con vegetación seca y por el calentamiento global.