Noticias

sean-spicer-okay

El hasta hace apenas un mes secretario de prensa de la Casa Blanca Sean Spicer ha encontrado una nueva ocupación. Tras su repentina salida del Gobierno de Donald Trump, desplegará sus conocimientos y su particular estilo, como conferenciante para una multinacional que cuenta con un elenco de oradores de alto perfil.

El diario Politico reveló que Spicer firmó un acuerdo con Worldwide Speakers Group para entrar a formar parte de sus destacados conferenciantes, que comparten sus conocimientos a pedidos de empresas y otras instituciones.

“Audiencias de todo el mundo se beneficiarán de la misma franqueza, agudeza y conocimientos que Spicer aportó a la sala de prensa de la Casa Blanca”, según un documento de la compañía en el que presenta al exportavoz como potencial orador, al que tuvo acceso el diario.

Spicer renunció tras la llegada como director de comunicaciones de Anthony Scaramucci, quien apenas duró diez días, en el cargo. Aunque Spicer dejó de ser la cara visible en las ruedas de prensa de la Casa Blanca, puesto que ocupó Sarah Huckabee Sanders, oficialmente su contrato terminó el 31 de agosto.

El paso por la Casa Blanca de Spicer, y en concreto por esa sala de prensa, no estuvo exento de polémicas. La primera nada más asumir su cargo al asegurar que la cifra de asistentes al acto de investidura de Trump superó la de su predecesor, el presidente Barack Obama, pese a las evidencias que demostraban lo contrario.

Sus enfrentamientos con la prensa fueron reflejados en el programa de humor político Saturday Night Live con una parodia satírica que encarnaba la actriz Melissa McCarthy, que no gustó a Spicer, lo que la hizo más popular.

Spicer, hay que reconocer, no tuvo un papel fácil en la administración de Trump viéndose abocado a defender afirmaciones sin hechos que lo respaldaran o ‘aclarar’ las declaraciones del mandatario.

Su primera aparición pública será el próximo 11 de septiembre en la conferencia anual de los inversores de Rodman & Renshaw, según revela Politico, que cita a dos fuentes que conocen el programa.

La compañía, que declinó cuantificar los honorarios de Spicer, aseguró en un comunicado que: “Sean está excepcionalmente capacitado para ayudar a comprender al público el impacto que tendrá en ellos ambiente político ahora y en el futuro”.